Encuentran telas de la época de Salomón

Por primera vez los arqueólogos hallaron tejidos de 3.000 años de antigüedad, con diseños complejos y diversos tintes.
Tela_Salomon_1Arqueólogos israelíes han descubierto una amplia colección de telas en el sur de Israel, que datan de hace 3.000 años, de la era bíblica del Rey David y Salomón, informó la Universidad de Tel Aviv. Las telas con “diseños complejos y bellos tintes”, fueron preservadas gracias a las condiciones áridas de Timna, en el sur de Israel, donde se realizan excavaciones arqueológicas. Los materiales fueron descubiertos en las minas de cobre de Timna en el Valle de la Aravá por un equipo de excavación de la Universidad de Tel Aviv dirigido por el Dr. Erez Ben-Yosef. Es el primer descubrimiento de materiales textiles que datan de la época de los primeros reyes de Israel, e incluyen telas de colores de diverso diseño y origen, dijeron los arqueólogos.

“No han sido hallados textiles de este periodo en los sitios de excavación como Jerusalén, Meguido y Hazor, así que esto proporciona una ventana única sobre un aspecto de la vida del que nunca hemos tenido pruebas físicas antes”, dijo Ben-Yosef. “Hemos encontrado fragmentos de textiles que se originaron de bolsas, ropa, tiendas de campaña, cuerdas y cables”. Las piezas de tela, algunas de sólo 5 x 5 centímetros de tamaño, varían en color, técnica de tejido y ornamentación, informó la universidad en un comunicado de prensa. “Algunas de estas telas se parecen a los textiles que sólo se conocen de la época romana”, expresó la Dra. Orit Shamir, una investigadora senior de la Autoridad de Antigüedades de Israel, que dirigió el estudio de los tejidos. El Valle de Timna -que ahora es un parque nacional- estuvo dedicado en la antigüedad a la producción de cobre con miles de minas y decenas de sitios de fundición, que estuvieron activos durante el reinado del rey Salomón.

Arqueologos_TimnaFragmentos de hornos, ropa, telas, cuerdas y una serie de fragmentos de alimentos fueron descubiertos en una excavación en 2013 en el sitio, cuyos hallazgos fueron difundidos ahora. Los artefactos fueron fechados e el siglo 10 AC, el tiempo durante el cual, de acuerdo con la Biblia, el rey Salomón gobernó el antiguo Israel. También se encuentra en el mismo periodo -como lo confirma la datación por radiocarbono- cantidades sin precedentes de las semillas bíblicas de “siete especies” (los dos granos y cinco frutas considerados productos únicos de la Tierra de Israel). Se cree que las minas que fueron utilizadas por los pueblos edomitas semi-nómadas, y los descubrimientos también ofrecen información sobre su compleja sociedad, dijo Ben-Yosef.
Fragmento_tela_Timna“La amplia variedad de telas también proporciona información nueva e importante sobre los edomitas, que, según la Biblia, combatieron con el Reino de Israel”, añadió Ben-Yosef. Artesanos altamente calificados, altamente respetados en la estratificada sociedad de su tiempo, gestionaban los hornos de cobre. Ellos fueron los responsables de la fundición del cobre, que era un proceso muy complicado.
EL “SILICON VALLEY” DEL ISRAEL ANTIGUO
Los materiales que se encuentran en el sitio resaltan la percepción de que las minas de cobre fueron el “Silicon Valley” de su momento, dijo la universidad en el comunicado de prensa. “El cobre se utilizaba para producir herramientas y armas y fue el recurso más valioso en las sociedades antiguas. La producción era un proceso muy complejo. Los mineros en la antigua Timna pueden haber sido esclavos o prisioneros… pero el acto de la fundición, de convertir la piedra en el metal, se requiere una enorme cantidad de habilidad y de la organización”, describe el comunicado. Agregó Ben-Yosef: “La posesión de cobre era una fuente de gran poder, tanto como el petróleo lo es hoy en día. Si una persona tenía el conocimiento excepcional para crear cobre, se consideraba bien versado en una tecnología muy sofisticada. Habría sido considerado mágico o sobrenatural, y su estatus social habría reflejado esto”. Por lo tanto, los alimentos, el agua y los textiles tuvieron que ser transportados a largas distancias a través del desierto y en el valle de las minas para apoyar la industria del cobre. “El último descubrimiento de los tejidos, muchos de los cuales fueron hechos lejos de Timna en talleres textiles especializados, dan perspectiva de las prácticas comerciales y la economía regional. Encontramos ropa, que no se producía allí. La mayoría de los tejidos estaban hechos de lana de oveja, un tejido que rara vez se encuentra en este período antiguo”, finaliza el comunicado.

Fuentes:

Haaretz, Aurora de Israel
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.