Excavarán el Israel de hace 3000 años en Kiryat Yearim

En la inexplorada ciudad bíblica de Kiryat Yearim (donde se guardó el Arca de la Alianza 20 años tras devolverla los filisteos hasta llevarla al Monte del Templo) buscarán evidencias de la Edad de Bronce y Hierro, tiempo de Jueces y primera monarquía.

Kiryat Yearim en la actualidad

Un nuevo proyecto de excavación en Kiryat Yearim se pondrá en marcha en agosto de 2017, bajo la supervisión conjunta del profesor Israel Finkelstein, jefe de arqueología de los períodos del bronce y de hierro en Israel, de la Universidad de Tel Aviv, y el profesor Christophe Nicolle Thomas Römer del Colegio Francés. 
Su objetivo principal es para el mejor conocimiento sobre el estado, alcance y organización de los territorios de los reinos de Judá e Israel, desde la Edad del Hierro (1200 a 1000 aC, Periodo de los Jueces y el comienzo de la monarquía). Los investigadores también tratarán de responder a preguntas importantes sobre la época, como la existencia en las montañas de Judea de un templo dedicado al dios Baal, contemporáneo al primer templo en Jerusalén; y las relativas a los pasajes bíblicos relacionados con el Arca de la Alianza o también llamada Arca Perdida. El estudio de Kiryat Yearim se beneficiará de la infraestructura de la misión arqueológica de Meguido, codirigida por Finkelstein, conocido por su métodos de investigación de vanguardia. Por lo tanto, tendrá a su disposición los métodos y técnicas más avanzadas para llevar a cabo las excavaciones, grabación de datos y todos los análisis necesarios. Las excavaciones movilizan sesenta investigadores de alto nivel y estudiantes de Israel, Francia y otros países de la denominada unidad mixta de investigación UMR 7192 sobre el Oriente Medio-Cáucaso ,que combina miembros del Colegio de Francia, la Escuela Práctica de Altos Estudios, CNRS e INALCO.

KIRYAT YEARIM

Situado en una de las colinas más altas de las montañas de Judea (756m), a 12 km al oeste de Jerusalén, la ciudad bíblica de Kiryat Yearim es el lugar donde Eleazar guardó el Arca de la Alianza durante 20 años cuando los filisteos la devolvieron antes de ser llevada al Monte del Templo en Jerusalén, trasladada por el rey David (primer libro de Samuel 7, 1; I Crónicas 13, 5–8). También fue, probablemente, el lugar donde se levantó un templo de Baal, como sugiere su nombre anterior, Quiriat Baal (Jos 15,60; 18,14). Con una superficie de más de 6 hectáreas, este lugar arqueológico es uno de los más grandes de la edad de hierro en la región. Es uno de los pocos lugares bíblicos de este tamaño todavía sin excavar. Tiene además la ventaja de que sus laderas todavía se utilizan exclusivamente para el cultivo de olivos, lo que significa que los estratos arqueológicos están bien conservados y accesibles

Fuentes: EFE / Protestantedigital.com

 

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.