Aco o Acre

ACO, o Acre es conocida en el Antiguo Testamento como Aco (Jueces 1:31) y en el Nuevo Testamento como Tolemaida, esta situada al norte de la curvatura de la playa de la bahia de Acre. También se menciona como un lugar de importancia en los escritos de los asirios, los egipcios, los macabeos, los griegos, los romanos, los cruzados, y de los tiempos de Napoleón. Sin embargo, el mundo cristiano siempre lo recordará como el lugar donde Pablo, en su último viaje a Jerusalén, “saludó a los hermanos y permaneció con ellos por un día” (Hechos 21:7).

Las ruinas mas antiguas de Aco no se pueden excavar debido a que hay edificios en ese lugar; sin embargo, algunas partes de sus muros y de sus trabajos de barro constituyen ejemplos claros de la albañilería de piedra de la última parte del siglo XVIII, construidos en su mayor parte sobre los cimientos y muros de las cruzadas.