Calvario

 

También llamado Gólgota. Ambas palabras significan “la calavera”, o “el lugar de la calavera”; y se refieren al lugar donde Cristo fue crucificado. Se llamaba así porque era un lugar de ejecución o porque el sitio se parecía a una calavera (ver galería de fotos, más abajo).

“Cuando salían, hallaron a un hombre de Cirene que se llamaba Simón; a éste obligaron a que llevase la cruz. Y cuando llegaron a un lugar llamado Gólgota, que significa: Lugar de la Calavera, le dieron a beber vinagre mezclado con hiel; pero después de haberlo probado, no quiso beberlo”. (Mateo 27:32-34; Marcos 15:22; Lucas 23:33; Juan 19:17)

La ubicación exacta del lugar es desconocida porque Tito, emperador romano, destruyó a Jerusalén en el año 70 a.C. y por sesenta años la ciudad permaneció en ruinas. Pocos cristianos regresaron a vivir allí, y los que lo hicieron, serían niños cuando huyeron de la ciudad, y a su regreso, no podrían haber reconocido ningún lugar, debido a la completa destrucción. Las Escrituras solamente indican que la tragedia ocurrió en las afueras del muro de la ciudad, en un lugar prominente, que se podía ver desde lejos. Se encontraba más o menos cerca de una puerta de la ciudad, y cerca de una carretera que evidentemente pasaba a través de la puerta y por delante del lugar de la ejecución (Mateo 23:39; Lucas 23:49; Juan 19:20). El apóstol Juan declara, también, que la tumba se encontraba en un huerto cercano:

“Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús, y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según es costumbre sepultar entre los judíos. Y en el lugar donde había sido crucificado, había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, en el cual aún no había sido puesto ninguno. Allí, pues, por causa de la preparación de la pascua de los judíos, y porque aquel sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús”. (Juan 19:40-42)

Se han sugerido varios lugares de sepultura, pero sólo dos de ellos se consideran seriamente. Uno es el interior de la Iglesia del Santo Sepulcro, y el otro es el calvario de Gordon, con su Tumba del Jardín.

- La Iglesia del Santo Sepulcro fue erigida de la siguiente manera: En el año 312 d.C. Constantino I el Grande (Naissus, 27 de febrero de 272 – Ancycrona 22 de mayo de 337), tuvo la visión de una cruz en el cielo antes de su victoria en la batalla del Puente Milvio el 28 de Octubre de 312 contra Majencio, y las palabras: “Conquista por ésta señal”. El hizo de la cruz el estandarte de su ejercito (Crismón o Lábaro). Con el deseo de pagarle la deuda a Cristo y al cristianismo, envió a su madre, Elena, a la Tierra Santa a buscar la tumba donde Cristo había sido sepultado. Con la ayuda de Eusebio, Obispo de Cesarea, y de Macario, obispo de Jerusalén, se removieron los escombros y se desenterró una tumba que había allí. Se encontraron tres cruces, y otra evidencia que los llevó a señalar ese lugar como el Calvario, la tumba como la que había servido de sepultura a Cristo.

Elena divulgó la noticia; el mundo católico se regocijó, y el emperador Constantino erigió un magnifico complejo de edificaciones sobre el sitio “tan milagrosamente descubierto”. Estas se completaron en el año 335 d.C. y fueron llamadas la Iglesia del Santo Sepulcro.

Este edificio permaneció en pie hasta el año 614 d.C., cuando Chosroes II, emperador sasánida, lo demolió y lo quemó. Fue reconstruido con donaciones del pueblo, y permaneció en pie hasta que fue destruido por el califa Hakem en el año 1010. En el transcurso de treinta y ocho años ya se había reconstruido, pero más tarde fue tomado por los cruzados, cuando éstos entraron en Jerusalén en el año 1099. Posteriormente, este edificio fue destruido por un gran incendio en septiembre de 1808. Se recibieron tres millones de dólares en donaciones, y en un lapso de dos años, se erigió otra iglesia sobre el lugar. Esta no era tan bella ni tan sólida como las anteriores, sin embargo, actualmente se encuentra en pie, como el orgullo y la gloria de los cristianos del Oriente. Esta es una estructura de dos pisos, que cubre tanto el lugar de la crucufixión, como la supuesta tumba donde Cristo fue sepultado. Aquí, los católicos romanos, los ortodoxos griegos, los armenios gregorianos, los cópticos y los jacobitas tienen sus capillas separadas, divididas la una de la otra (¡¡cuanta tristeza me causa tanta división!!). El Santo Sepulcro esta úbicado en una rotonda de gran tamaño, en el extremo occidental de la nave, donde cada uno de los grupos cristianos toma su turno para llevar a cabo servicios religiosos en ocasiones especiales. A unos pocos metros de allí, a una elevación de 4,6 metros por encima del nivel de la tumba, se encuentra la llamada “cruz verdadera” -vera cruz- (aunque se supone que la verdadera cruz de Jesús de Nazareth fue distribuida en multitud de pequeñas reliquias por Elena, la madre de Constantino I). Adornada de piedras y joyas preciosas, de un valor de muchos millones de dólares. Cerca de allí hay una grieta en la roca, la cual se indica que fue formada por el terremoto que sacudió la tierra cuando Cristo fue crucificado (Mateo 27:54). Se ha estimado que dos tercios de todo el mundo cristiano ama a este lugar más que a todos los demás, porque se cree que esta colina es el Gólgota, y que en este sepulcro fue donde se dio sepultura al Señor. Sin embargo, el lugar se halla en el interior de los muros de la Jerusalén actual, y muchos se preguntan si no pudiera estar también en el interior de los muros de la ciudad de Herodes.

- El Calvario de Gordon y la Tumba del Jardín están situados en una solitaria colina gris al norte de Jerusalén, muy cerca del muro antiguo, y aproximadamente a 213 metros por fuera de la puerta de Damasco. Este es un sitio prominente que cubre 1,2 hectáreas y que se puede ver claramente desde todas las direcciones. El lado de la colina que está enfrente de la ciudad es redondeado en la parte superior, y tiene un parecido asombroso a una calavera humana.

En 1885, el general Charles G. Gordon, un famoso militar inglés que era cristiano, estaba caminando cerca del muro del norte de Jerusalén, cuando observó y estudió una estructura rocosa parecida a una calavera. A partir de ese momento se lo comunicó a su hermana y a otros acerca de la posibilidad de ser éste el lugar del calvario. Por lo tanto, despues de un tiempo, se adquirió una porción de tierra al oeste de la colina de la calavera. Durante las excavaciones, se encontró un jardín antiguo, en el cual había una tumba que había sido sellada por una piedra rodante.

Un grupo de protestantes ingleses adquirieron el lugar, cercaron la zona y colocaron un guardia en la tumba. Actualmente se conoce como el Calvario y la Tumba del Jardín de Gordon. La tumba carece de decorado, esto hace que cause aún más impresión. Nadie adora el lugar, paro aquí se han llevado a cabo muchos memorables servicios de Pascua.

Se han llevado a cabo numerosas excavaciones, y se ha hecho el esfuerzo para seguir el curso que pudo haber tomado el muro del norte, durante la época de Cristo. Los trabajos de albañilería herodiana que están debajo de la puerta de Damasco indican la presencia del muro en esa zona durante la época de Cristo, pero el curso exacto del muro desde la puerta de Jafa hasta la puerta de Damasco debe ser determinado, antes de que se pueda decidir si el lugar que ocupa actualmente la Iglesia del Santo Sepulcro estaba situado dentro o fuera del muro de la ciudad. Hasta determinar esto, no se puede dar la última palabra en cuanto a la ubicación exacta del Calvario.

 Posted by at 7:51 PM